¿Cocina abierta?

Continuamos esta semana con las cocina, podemos considerar este artículo una continuación del anterior.

Comencemos por el principio

Se trata de una de las reformas más solicitadas además de una de nuestras favoritas. Cuando un cliente contacta con nosotros para darle ideas para su cocina abierta con el salón, sinceramente nos alegra el día. Es la mejor opción para ganar espacio al mismo tiempo que ganamos luminosidad. Lo ideal es ponerse en manos de un profesional que nos haga un diseño que distribuya nuestra vivienda de la mejor manera.

Asistencia de un profesional

Lo ideal es que realicemos este diseño a la vez que diseñamos toda la vivienda y no a posteriori. Más que nada porque hay casos en los que el muro que divide la cocina y el salón, es un muro de carga, y no se puede demoler.

Pero con la colaboración de un profesional saldremos rápido de dudas, además del muro, existen gran número de elementos que discurren por las paredes de nuestra vivienda. Hemos de tomar las precauciones necesarias, de lo contrario podemos llevarnos un susto y muy posiblemente una disputa con los vecinos, cuando el agua transite por su salón, proveniente del nuestro. Lo decimos desde la experiencia, aunque parezca una obra menor es importante siempre ponerse en manos expertas.

Cuidado con los detalles

Un detalle que no podemos olvidar es que la cocina va a contar por norma general con un falso techo. Esto es debido a la instalación necesaria para la cocina . No existe problema alguno, lo único que debemos de tener en cuenta que una vez abierto el espacio quedará un escalón que podemos rematar con un desnivel de pladur. Pero no debemos de preocuparnos este desnivel nos puede servir como “separación” y puede crear un efecto más que placentero. Otra idea que se utiliza mucho es utilizar esa quiebra para colocar una puerta de cristal, en verdad lo que se hace es colocar una pared corredera de cristal. De esta manera el espacio permanece abierto pero en determinadas ocasiones podemos cerrar la cocina, sin que se vea perjudicada la iluminación o la sensación de amplitud.

¿QUÉ HACEMOS CON EL SUELO?

Otra de las grandes preguntas que se nos plantean. Desde Opacko consideramos que hay dos opciones muy factibles, y que dan grandes resultados.

  1. Dos pavimentos distintos, un tipo para la cocina y otra para el salón, esto nos puede ayudar a realizar una combinación atractiva, que a la postre puede quedar genial.
  2. La otra alternativa es apostar por un suelo único. En este caso recomendamos un suelo de madera que dará gran armonía y cumple con nota las expectativas de los más detallistas. Además, es de fácil instalación.

Un último consejo, los distintos electrodomésticos, mejor que estén panelados, de esta forma no llamarán la atención cuando nos encontremos en el salón ni resultarán desagradables a la decoración. Es más darán de esta forma un toque de armonía.

¡Deja una respuesta!

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *